Spotify recibe otra multimillonaria demanda por infringir derechos de autor

La app para streaming de m√ļsica Spotify recibi√≥ otra demanda por infringir derechos de autor, esta vez por parte de la productora¬†Wixen Media Publishing.¬†En caso de perder el juicio, Spotify tendr√≠a que pagar la exorbitante suma de¬†1600 millones de d√≥lares.

Wixen representa a más de 200 artistas, incluyendo a The Beach Boys, Janis Joplin, Tom Petty, Neil Young y Missy Elliot.

La demanda fue registrada en California durante los √ļltimos d√≠as de diciembre y asegura que Spotify lleva tiempo usando¬†«miles de canciones»¬†sin las licencias correctas. De acuerdo con Wixen, Spotify no identifica a los portadores de los derechos de autor de forma lo suficientemente espec√≠fica. Wixen tambi√©n dijo lo siguiente en un¬†comunicado oficial:

Antes de salir al mercado estadounidense, Spotify intent√≥ trabajar con diversas compa√Ī√≠as discogr√°ficas para licenciar sus grabaciones de sonido, pero en su af√°n de ser los primeros en el mercado, no se esforzaron lo suficiente para recopilar la informaci√≥n de composici√≥n musical requerida y, en el proceso, fallaron m√ļltiples veces en licenciar las composiciones incorporadas dentro de cada grabaci√≥n, lo cual incumple con los requisitos de la Secci√≥n 115 del Acta para derechos de Autor.

Spotify no se quedó de manos cruzadas y entregaron un documento a la corte el mismo día que fueron demandados. En este documento, Spotify se defiende diciendo que Wixen no le dio suficiente tiempo a sus clientes para excluirse de la demanda.

Esta se suma a la gran lista de demandas por derechos de autor que ha tenido que sufrir esta app, siendo la m√°s reciente una recibida en mayo que los oblig√≥ a pagar un arreglo de¬†43 millones de d√≥lares.¬†Spotify lleva una considerable cantidad de tiempo enfrentando a diversas productoras y compa√Ī√≠as discogr√°ficas, mayormente porque estas empresas consideran que¬†no est√°n recibiendo suficiente compensaci√≥n¬†por la m√ļsica de los artistas que representan.

Spotify ha tratado de solucionar estos conflictos d√°ndole mayor prioridad a las compa√Ī√≠as discogr√°ficas, asegur√°ndose de consolidar su relaci√≥n con las compa√Ī√≠as m√°s importantes primero, como lo son¬†Universal, Sony y Warner.

La app tambi√©n consolid√≥ su relaci√≥n con la compa√Ī√≠a Merlin, firmando un contrato masivo que le permite tener acceso a miles de¬†compa√Ī√≠as discogr√°ficas¬†relativamente peque√Īas que funcionan bajo el brazo empresarial de Merlin.

Esta demanda tambi√©n demuestra que el previo intento de Spotify de¬†alabar a los autores de las canciones¬†con su programa «Genio Secreto», el cual fue dise√Īado para «resaltar la contribuci√≥n que los autores y productores tienen dentro del √©xito de los artistas y de la industria musical», no fue tan exitoso como la app pens√≥ que ser√≠a.

A√ļn no se sabe si Spotify tendr√° que pagar este multimillonario arreglo en su totalidad, o si ambas compa√Ī√≠as llegar√°n a un acuerdo mucho m√°s econ√≥mico. Simplemente esperamos que Spotify pueda encontrar una forma de complacer a los artistas y a las compa√Ī√≠as discogr√°ficas, para que as√≠ no se vea lanzada a la bancarrota por culpa de tantas demandas consecutivas.

Actualmente no existe un competidor que sea capaz de igualar a Spotify en términos de calidad, así que por los momentos seguiremos rezando por una solución pacífica.

:)