Por qué algunos juegos crean adicción

Tras la polémica con Flappy Bird, un grupo de investigadores de la Universidad de San Francisco está intentado descubrir qué es lo que hace que el ser humano se acabe sintiéndose más enganchados y atraídos por ellos.

Según sostiene el ‘New York Times‘, “existen salas con escáneres cerebrales, videoconsolas y monitores de pantalla plana, con los que se controla el cerebro durante la ejecución de los juegos”.

Por su parte, uno de los científicos de la investigación, Adam Gazzaley, declaró que esperan descubrir datos esclarecedores observando el comportamiento del cerebro durante el juego. “Así podremos orientar hacia una experiencia más poderosa que ayude a mejorar de qué forma funciona nuestro cerebro”.

flappy-bird-twitter2

Por qué hay juegos que crean adicción

Por el momento, lo que está claro es que los juegos que mayor grado de adicción crean son aquellos que el nivel de dificultad va cambiando en función de cuál sea vuestra trayectoria en concepto de jugador.

Otro de los mitos que, recientemente, se ha desmontado en torno al mundo del juego es el que habla sobre la bondad de los puzzles o crucigramas. “Hubo mucho rumor de que los puzzles y los crucigramas eran buenos para los jugadores, pero los investigadores han descubierto que bucear en tu memoria para buscar piezas imaginarias puede no ayudar al cerebro lo más mínimo”, aseguró Gazzaley.

Desde el centro de investigación fueron más allá y aseguraron que no era tan difícil de imaginar que dentro de un tiempo sean hasta los propios médicos los que bajo prescripción receten un videojuego determinado para fomentar la atención del paciente. “Es posible imaginar que dentro de cinco años acudas al médico con problema y éste te recete que juegues durante dos semanas a un videojuego determinado”. Una afirmación algo arriesgada que, por el momento, suena a ciencia ficción.

:)