Las pantallas del futuro: Flexibles, expandibles y en 8K

Conseguir que ver televisión sea una experiencia cada vez más real, con mayor calidad en los colores, resolución, ocupando menos espacio e incluso hacer esta tecnología totalmente compatible con los dispositivos móviles es el plan que tiene LG Display para el año 2019.

En un evento realizado en Múnich, la compañía hizo pública su propuesta de convertir los televisores OLED de 80 pulgadas con resolución 4K en paneles transparentes y flexibles, como verdaderas pantallas del futuro.

Llevar la tecnología de las pantallas de televisión a un nivel superior de lo que ya se encuentra en el mercado ha supuesto años de investigación y diseño. A continuación veremos de qué se trata.

Desde 2009 la tecnología OLED está disponible, pero para aquel entonces la fabricación de estos televisores requería una inversión bastante considerable, lo que repercutía en el precio final del producto. Hoy, gracias a los avances tecnológicos, se ha conseguido abaratar los costes, y aunque se trata de televisores de gama alta pueden ponerse en el mercado sin que se generen críticas por sus precios.

Los ojos se han dirigido hacia Europa, pues se tienen muchas expectativas de que la región resulte clave para el desarrollo y el lanzamiento exitoso de OLED.

¿Mejor que un LCD?

Cuando los LCD salieron al mercado significaron un gran avance en la manera de ver televisión, pero los OLED, sin duda, van un paso más allá, pues permiten tener mejores ángulos de visión y las imágenes se visualizan claramente desde cualquier punto. Además, incorporan los denominados “negros puros”, que eliminan completamente la contaminación lumínica.

En los OLED hay un nivel de contraste superior al de los LCD, lo que se traduce en colores más vibrantes y nítidos. Quizás una de las características más particulares de esta tecnología es que son televisores mucho más finos, porque no necesitan retroiluminación.

Algunos estudios sostienen que mirar televisión en pantallas OLED es beneficioso para la vista, ya que emiten menos luz azul que los tradicionales LCD, que necesitan aumentar el brillo para obtener un buen nivel de contraste. Es por eso que al observar televisión durante mucho tiempo se llega a sentir agotamiento visual o, sencillamente, se experimentan algunas molestias.

El estudio realizado por un profesor de la Universidad del Pacífico, en Estados Unidos, sostiene que la tecnología OLED emite 4,49 veces menos luz azul. Es precisamente esta luminosidad la causante del estrés antes de dormir, lo que desencadena insomnio.

80 pulgadas y 8K

Aunque la tecnología 4K apenas ha empezado a entrar en los hogares, los representantes de LG Display han hecho saber que esperan presentar entre 2019 y 2020 la tecnología 8K.

Para ello, la empresa debe apresurarse para cumplir desde ya con un mercado bastante exigente, como son Phillips, Panasonic, Sony y Toshiba, entre otras marcas a las que venden sus paneles.

Los diseños modernos de OLED dieron mucho de qué hablar en el evento, donde la ciudad de Múnich pudo apreciar los avances que hasta ahora tienen en lo que a tecnología se refiere.

Uno de los televisores que acaparó las miradas fue el Wallpaper, un equipo ultra fino con pantalla cóncava, además de la tecnología Crystal Sound, con la que se puede transformar la pantalla en un altavoz. Esta última característica está pensada para espacios abiertos de mucho tránsito, donde se necesiten tener televisores instalados, como aeropuertos, restaurantes o grandes tiendas.

No hay que dejar de lado que ya se han desarrollado paneles totalmente flexibles y apenas se ha iniciado la búsqueda de una tecnología que permita fabricar televisores con OLED transparente. De llegar a dar con la técnica para fabricar televisores “invisibles” y flexibles, el mercado de los equipos de TV sí que se revolucionaría.

Migración hacia dispositivos móviles

Una de las más grandes ambiciones de OLED es llegar a los dispositivos móviles con pantallas verdaderamente innovadoras.

De hecho, ya se han colado en la competencia, suministrando pantallas para Apple en su más reciente modelo iPhone X, en Google para el modelo Pixel 2 y en LG con el LG V30.

De todas maneras, habrá que esperar hasta el 2019 para ver qué más trae OLED.

:)